SOBREVIVIR VUELOS LARGOS

Si te gustó compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La globalización y la tecnología han logrado un gran cambio en el mundo en los últimos años, y uno de esos cambios es poner al alcance de nuestros bolsillos la posibilidad de viajar a lugares remotos.

Aunque  esos bolsillos sean limitados, un viaje al otro lado del mundo, sigue siendo posible (acá hay algunos tips para que lo logres). Sin embargo, el trayecto para llegar no es un lecho de rosas. O, a decir verdad, sí es un lecho de rosas, solo que a nosotros nos tocan las espinas. Hay quienes viajan estirados y perfumados, tomando champagne en el sector de primera, mientras nosotros viajamos apretujados, con los ronquidos de nuestro vecino de asiento y los llantos de algún bebe que esta en la cabina.

Es todo realmente tan malo? SI! Y si medís más de 1,80 cm. como yo la incomodidad se multiplica.

via GIPHY

 

Durante años tuve ganas de viajar a Asia, pero la idea de pasar aproximadamente 30 horas en un avión me generaba pánico. Y el problema no era la chance de que el avión se caiga. Tenia mas que ver con el miedo a volverme loco y querer tirarme con un paracaídas al vacío.

Pero, dicen que hay que enfrentar los miedos, salir de la zona de confort y un montón de otras cosas que podes encontrar en cualquier libro de autoayuda. Así fue, que el último verano, tomé coraje y emprendí un vuelo a China que consistía en nada menos que 27 horas arriba de un avión, mas 5 horas de escala. Exactamente 32 horas para llegar a destino. El infierno mismo!

Pero no desesperéis amigos míos (es lo que le dije a todas mis personalidades).  Ante el pánico no hay que paralizarse, también dicen los autoayuders.  Fue entonces que me puse en movimiento e inicié mi investigación para poder mejorar la calidad de vida arriba del avión, lo que consistió principalmente en una serie de acciones que deben realizase antes, durante y después del vuelo. En esta oportunidad y solo para que ustedes, mis queridos lectores, sean mas felices compartiré los consejos que titulare: “Manual de supervivencia para vuelos largos

via GIPHY

POSICION ESTRATEGICA

No tenemos una gran cantidad de opciones de comodidad cuando viajamos en clase turista. Pero las que tenemos, hay que aprovecharlas!

¿Ventanilla o pasillo? ¿Adelante o atrás? ¿Lugar extra para las piernas? Son algunas de nuestras opciones. Si, ya se, no es decidir si comemos sushi o caviar…pero no por eso vamos a desperdiciar nuestro libre albedrío. Así que vamos a analizar las opciones punto por punto.

¿Ventanilla o pasillo? Esta es una opción muy personal, pero sabemos que cualquiera de las dos es mejor que estar en algún asiento del medio del avión. Personalmente soy pasillista extremo. Necesito libertad si quiero levantarme, caminar, ir a tomar algo o lo que sea. Los believers de la ventanilla dirán que es mas cómodo para dormir y mas lindo para ver el paisaje. Al fin y al cabo esa será tu decisión, así que hazlo con sabiduría.

¿Adelante o atrás? Nunca me pareció algo realmente importante para tener en cuenta. A los ansiosos en general les gusta estar adelante porque salen mas rápido del avión, pero mi experiencia dicta que las valijas generalmente bajan del avión después que nosotros, por lo que si bajas rápido, solo lograrás estar mas tiempo esperando el equipaje. Aunque si  solo viajas  con equipaje de mano,  es probable que salgas mas rápido del aeropuerto.

Lo que sí me parece importante, es  la cercanía de mi asiento con el baño. Estar muy cerca del toilette puede ser un dolor de cabeza. Empezando por la gente que pasa por ahí, que puede llegar a acumularse parada esperando su turno, y, en el peor de los escenarios, alguna persona descompuesta que nos deje un no muy agradable olor de regalo.

¿Lugar extra para las piernas? ¿Existe esto en clase turista? Claro que si. Comúnmente estos asientos están en la primera fila y la salida de emergencia y no es fácil conseguirlos. En general se los dan a las familias con chicos, viajeros frecuentes y los que pagan un poco más por esos asientos.

Pero hay otros asientos que por la magia de la arquitectura aeronáutica son un poco mas cómodos que otros. Para eso esta el gran sitio www.seatguru.com , donde podes poner tu numero de vuelo y te muestra el avión que vas a viajar y las opiniones sobre los asientos.

 

ENTRETENIMIENTO MATA STRESS

Existen monjes que seguramente puedan estar 30 horas sentados recitando mantras tranquilamente. No es mi caso, y me aventuro a adivinar que tampoco el tuyo. Por lo que necesitaremos tener con nosotros diferentes cosas que mantengan nuestra atención para sacar nuestra mente de la idea de que estaremos muchísimo tiempo sentados e incómodos en una caja voladora.

Todos los aviones que hacen vuelos transatlánticos tienen pantalla con películas y series. Sin embargo hay dos tipos de sistemas de entretenimiento a bordo. El famoso y querido “on demand” que funciona eligiendo lo que queres ver cuando queres. Y el odioso sistema de “canales”, en el cual repiten siempre la misma película en cada canal y tenes que esperar para poder ver la que quieras, desde el principio. De todo corazón te deseo que te toque el primer sistema, pero, andá con paciencia y precavido por si no tenes tanta suerte.

Las películas y series que dan en el avión cambian mensualmente y si tenes ganas de planificar que vas a ver, podes entrar a la pagina web de la aerolínea y ver la programación de tu vuelo.

Una buena alternativa para poder ver las pelis que quieras y los últimos capítulos de la serie que estas siguiendo, es llevar una tablet o una laptop.

Si te gusta leer también es un buen momento para adentrarse en la literatura. Personalmente estoy totalmente enamorado de mi Kindle y lo cargo con no menos de 10 libros, antes de salir de viaje para asegurarme de no aburrirme nunca.

Otro ítem importante a no olvidarse es la música. Descargate alguna buena lista musical para tener en el vuelo. Una variante que disfruto mucho es la de descargarme algún programa de radio o podcast que me guste. Con eso tengo horas para distraerme.

 

LA BELLA DURMIENTE SUFRIA INSOMNIO ARRIBA DEL AVION

Dormir en un asiento de clase turista es un arte que algunos dominan con total naturalidad. No es mi caso, pero con la experiencia fui desarrollando algunos métodos para facilitar dicha hazaña. Les dejo algunos tips porque hoy me levante buena onda:

  • Antifaz: No! No para disfrazarte como Batman y combatir el mal. Un antifaz de esos que sirven para evitar la molestia de las luces al momento de dormir, durante el vuelo.
  • Tapones: El constante ruido del motor te va a acompañar durante muchas horas. Unos tapones para los oídos te van a crear un ambiente mas agradable para entrar en el mundo de los sueños. Una alternativa a los tapones que me gusta usar, son los auriculares “in ear”, que cumplen la función de evitar el ruido ambiente y además podes poner una música relajante.
  • Almohada: La almohadas esas que se ajustan al cuello son un hermoso invento para viajar. Prefiero la que son inflables porque no ocupan lugar y puede ser mas dura o acolchonada a gusto. Pero cualquiera que uses va a ser muy agradecida por parte de tu cervical.
  • Moderá el alcohol: Algunos creen que tomarse todo el alcohol que haya en el avión va a dejarlos dormidos por largo rato. Esto no es del todo cierto. Es verdad que una copa de vino nos puede facilitar el sueño. Pero si nos pasamos de la cantidad adecuada, el efecto puede ser exactamente el contrario. El alcohol te deshidrata y no es nada lindo sentirse mal y con dolor de cabeza atrapado adentro de un avión.
  • No al café: Es muy común y, a veces, una costumbre el café después de cenar. Mi recomendación es que, si queres dormir, lo cambies por un vaso de agua, y después de pasar por el baño, te prepares para unas hora en el mundo de los sueños.
  • Hablemos de drogas: Este blog no hace apología de la droga, pero las comprende y las abraza. Si es posible consulta con un médico que podes tomar (o por lo menos con un amigo que sepa mucho del tema). En mi experiencia en el último vuelo un Rivotril me otorgó casi ocho horas de un placentero coma en el que no me enteré de nada. Y me desperté optimo para desayunar.

via GIPHY

 

COMBATIENDO EL JET LAG

El jet lag es una odiosa consecuencia de viajar a lugares con husos horarios muy diferentes. Vas a sentir un sueño insoportable durante el día y  a desvelarte totalmente durante la noche.

Depende la persona, puede afectar en mayor o menor medida. A algunos les toma un día  acomodarse y  otros lo padecen semanas. Existen distintas pastillas para acomodar el cuerpo al nuevo horario, sin embargo nunca probé ninguna. En mi caso, intento aprovechar el vuelo para acomodarme a los horarios de destino. Es decir, apenas subo al avión cambio el reloj, según el horario de destino e intento quedarme despierto durante el día y dormir cuando es de noche. Mi experiencia con esta técnica fue bastante buena, se las recomiendo.

 

 

Estos son los consejos que les puedo dar para que tomen coraje y encaren ese viaje que quieren hacer, sin miedo a la cantidad de horas de duración del vuelvo, que te asusta cuando vas a comprar el pasaje.

Si además usas lentes de contacto pasá por acá,  deje varios tips para viajar con lentes de contacto.

 

Y vos que haces para que el vuelo sea mas placentero? Comenta así sumamos mas tips!

[efb_likebox fanpage_url="viajandodespierto" box_width="250" box_height="" locale="es_LA" responsive="1" show_faces="1" show_stream="0" hide_cover="0" small_header="0" hide_cta="0" ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.